martes, 2 de noviembre de 2010

Visita del jefe de estado del Vaticano que guía a Barcelona.

Después del impagable Bando del alcalde y escuchando las críticas de algunos ciudadanos que apostamos por la separación entre iglesia y estado, separación que no llega ni a la aconfesionalidad recogida por la constitución, desde sectores conservadores, mediáticos y eclesiásticos se nos recuerda que el Benedicto XVI es el jefe de estado de Estado de la Ciudad del Vaticano. Pues bien, además que la visita es pastoral, dudo que ningún político de otro estado que dijese esto en su constitución:
Artículo 1
1. El Sumo Pontífice, Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano, tiene la plenitud de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial.
fuese tan bien recibido y el alcalde dijese que su ideología nos ha guiado para conseguir una ciudad abierta, tolerante y plural.

2 comentarios:

Cristian dijo...

Només per molestar em sembla que un tal Hu Jintao seria rebut amb iguals o majors honors. Tot i que no crec que li deixessin basilicar res, però potser sí obrir una fantàstica fàbrica de cotxes.

Quina vergonya de visita! La millor alternativa...morreja't davant del Papa!

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20101101/54064409612.html

Señor G dijo...

Cristian m'estàs fent una proposta? :-) :-x