lunes, 24 de mayo de 2021

¡Más rápido! Opíname más rápido

Al final todo parecen modas y estéticas de catálogo de IKEA. Si se quiere ser ecologista póngase maderas y bolsas reutilizables ideadas en Suecia, y las ideas y propuestas no tienen mucho más recorrido ni seguimiento, ni precio. ¿Qué habrá sido de Pablo Hassel y la falta de libertad de expresión inaguantable? ¿O de la falta de personal y recursos sanitarios? ¿O por qué ahora es tan simpático y preparado Errejón?

Tocaba el 15-M, pues voy a decir que a mí personalmente me pilló con un niño de menos de un año, y muy fuera de juego. Tenía yo la culpa por ser de IU y militar desde hace años, pero por otra parte me llegaba que buenos eran Anguita y Gerardo Iglesias. Y mira que IU creció entonces, pero no éramos bonitos y fíjate que mi mayor miedo ahora mismo es que con los resultados electorales no tan buenos, venga una desbandada de perfiles y no nos quede ni IU, ni ICV.. ni nada. Ahora leo que los dirigentes del 15-M también están con pañales y poco tiempo, los entiendo. Opiniones mías.

miércoles, 19 de mayo de 2021

¿Da para un VOX de extrema izquierda?

Así a bote pronto a mí también me sorprende lo que se intuye en la pregunta, aunque sea yo quien la haga. Se supone que cuando uno escribe tiene que tener muy claro lo que va a decir pero, una vez más, no es el caso sino más bien una exposición de inquietudes e intuiciones. Allá vamos.

Noto cierta fragua de organizaciones y personajes que se me van mostrando con cierto desacomplejamiento respecto a ciertos temas que en las últimas décadas en España iban más ligados a las derechas que a las izquierdas, o a mis izquierdas por lo menos.

La pregunta del título daría para mucho ya solo en explicar las definiciones de algunas de las palabras que uso, como cuando le preguntaron a Unamuno si creía en dios. Pero hemos venido a debatir como se iba al 1,2,3 a jugar. No sé si hoy el único que se ha ido topando en algunos espacios, no grandes, no de mayorías mediáticas ni organizativas, donde se muestra una izquierda (a la izquierda del PSOE) desacomplejada en el tema nacional, crítica con ciertos feminismos con más apogeo mediático, reivindicación de la familia, no incómoda con la jerarquización orgánica pero posicionada desde las élites, vuelta a propuestas organizativas “duras” del pasado…

Sí, un “nacionalismo español” reivindicador de ciertos aspectos de nuestra historia que en las últimas décadas estaban abandonados: imperio o llámalo aventura americana, vocación universal o hispanismo. Interés alto en la relación en esos aspectos de historia imperial o militar de España. En la misma línea, cuando menos críticos con los “nacionalismos periféricos”, con las nacionalidades, y muy hostiles al “procés” catalán.

lunes, 17 de mayo de 2021

Sus propiedades, su seguridad. Pago yo.

Expropiar el uso a un anciano de 83 por triquiñuelas. Pago yo.

Hace unas semanas veía en las noticias de BTV, el caso de Alejandro de 83 años y vecino de alquiler “de toda la vida” del barrio de Ciutat Vella de Barcelona con orden abierta de desahucio. El caso era dramático, una persona que en poco tiempo perdió a sus dos hijos y a su mujer. Por el estado emocional no comunicó a la propiedad la subrogación del contrato de su mujer a él, y la propiedad sibilinamente (o busquen su adjetivo) esperó para al día siguiente ir a decirle que tenía que irse. Mala fé.


Cuando lo ví pensé, ya no solo en la situación y lo canalla que era esperar a que se cumpliese el plazo de comunicación de la muerte de la esposa. Sino que con mis impuestos se iba a pagar toda la maquinaria legal: juicios, procuradores, la intervención de la policía y lo que no sé. ¿Cuánto deben costar 4 horas de una unidad de la BRIMO por ejemplo? Un dinero y unos esfuerzos policiales dedicados a una cosa y no a otra. No es verdad que siempre se esté haciendo cumplir la ley ni que el uso de la porra se ejecute igual para todos. 

sábado, 15 de mayo de 2021

Los ricos también nos lloran. Y nos expropian.

En la época del tripartito en la Generalitat de Catalunya, otra vez vuelvo la época del tripartito, se intentó alguna medida para “obligar” a los propietarios de viviendas vacías a ponerlas “en el mercado”. Hablo de memoria, de la que me ha vuelto estos días. Por una parte ayudas a la rehabilitación y por otra “obligar” a alquilar si estaba vacía. De alguna época anterior, recuerdo también que nuestro concejal en el ayuntamiento de l’Hospitalet nos decía que no era tan fácil definir vivienda vacía. En cualquier caso, como ahora pasa con la oposición radical y extrema, vagamente recuerdo algún artículo del amigo de todos, Durán i Lleida, en contra de las expropiaciones socialistas o comunistas o del flower power. Que el derecho a la propiedad era sagrado y no se podía expropiar.

El democratacristiano Durán i Lleida, como ahora recientemente la Señora Ayuso y otros posicionándose contra las expropiaciones, mienten cuando nos quieren decir que la propiedad es para ellos sagrada y que ellos están en contra de expropiarla. Entre otras cosas porque aquel tripartito solo hablaba de expropiar el uso y por otra parte la misma constitución nos dice que “Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”. A mí me parece que que no haya nadie en la puta calle cuando hay viviendas vacías es de interés general, no sé si porque soy de izquierdas, un buenista o simplemente me quedó alguna idea buena de la catequesis.

lunes, 26 de abril de 2021

Más rápido que te quiero más rápido

Esto no es sociología ni antropología, es básicamente algo personal, porque últimamente se pasa de la anécdota al todo con una velocidad pasmosa. Esa velocidad que nos consume y que nos impide disfrutar de las cosas que decimos que nos gustan. Ya hace tiempo que me di cuenta que lo que más le decía a mí hijo era rápido, rápido. En varias acepciones y formas, más sutiles y más veloces. Llegué a la conclusión de que le decía más rápido que te quiero, casi convencido. Y por algún sondeo que hice, sigue sin ser todavía sociología, no era el único.

domingo, 25 de abril de 2021

Una jornada electoral nada común. De vocal en #Eleccions14F

 A Zeta, el Senyoret_U y al mosso que decidió que nuestro colegio cerrase a las 20:00 

Pues otra vez elecciones en Cataluña, autonómicas, no les puedo hacer mucho análisis de campaña ni resultados, por una parte tenía otros asuntos personales y laborales que atender durante la campaña, como tantos otros y por otra aún no tengo muy claro como ha quedado el parlamento catalán, entre otras cosas porque ayer estuve de vocal en estas elecciones nada comunes y el lunes ha sido para la família. 

Tenía prevista mi apoyo a En Comú Podem con mi voto y haciendo de apoderado. Tenía permiso en casa si me llevaba una mascarilla FFP, pero finalmente más tarde de lo habitual me llegó el nombramiento como vocal 1 de de la mesa electoral, así que el debate quedó zanjado. Hasta me pareció que en la complicada situación actual nos tocase a personas que pensábamos que se tenían que realizar estas elecciones. Precisamente por la crítica situación (al contrario que el grueso procesista) no podíamos estar con un gobierno descabezado y sin parlamento. Gobierno descabezado por la falta de cabeza de Torra, ERC y Junts per Catalunya. No, la responsabilidad no era de la JEC o los jueces, precisamente la diferencia entre el antiguo régimen y el camino de la democracia es la supeditación del poder a la ley. Pero me alejo de un tema que me va grande para volver al domingo de elección y decidir colectivamente nuestra apuesta como sociedad. 

Sobre esta jornada electoral, podría entrar en críticas a la forma de hacerlas y estirarlas para cargar sobre éste o aquel, pero no, el mejor resumen es que todo fue bien. Básicamente bien, en una organización que implica a Govern de la Generalitat, ayuntamientos y personal de colegios (y otros recintos). Durante los días previos tenía cierta aprensión a cómo reaccionar ante actitudes de los llamados a las mesas hostiles a su celebración, pero hubo las quejas humanas y razonables: alegaciones no respondidas, cierta impotencia de estar en una movida que no se ha pedido y casi sin poder preguntar o sin tener respuesta a las situaciones particulares de cada uno. 

sábado, 30 de enero de 2021

So pena de una ingratitud social

 En cualquier otro español o transeúnte que andase por el país con problemas judiciales o fiscales nos sería difícil sustraernos al “algo habrá hecho”, pero que nos digan que el rey (emérito), Juan Carlos I, pagó 678.393 euros a Hacienda para evitar una causa judicial, y que los que hace unos meses se tomaron un rato en agosto para defenderlo en nombre de los servicios pasados y de la presunción de inocencia, no se hayan tomado la molestia de comentar ahora alguna cosa, me hace confirmar que nos toman por imbéciles “a los ciudadanos españoles de todo origen, ideología o condición”.

Sí, esos que están a todo, que no fallan, como un Alfonso Guerra, un Rodolfo Martín Villa, una Esperanza Aguirre, un Celestino Corbacho, un Jaime Ignacio del Burgo, un Juan Pablo Fusi, una Carmen Iglesias, un Emilio Lamo de Espinosa, un Jaime Mayor Oreja y su primo Marcelino Oreja, una Ana Pastor, un Josep Piqué, un Eduardo Serra, un Francisco Wert, un Francisco Vázquez, un José Rodríguez de la Borbolla y, como no, un Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que hicieron un manifiesto para defender la tarea del rey durante todos estos años y que, si algo había hecho, lo deberían dilucidar los jueces: “Las numerosas informaciones que aparecen estos días sobre determinadas actividades del Rey Juan Carlos I han excitado una proliferación de condenas sin el debido respeto a la presunción de inocencia. Si sus acciones pudieran ser merecedoras de reprobación lo decidirán los tribunales de justicia”.

En la misma noticia de El País, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha acusado también este martes en una entrevista con Europa Press a los que ya están haciendo “juicios de culpabilidad” del rey emérito y no respetan la presunción de inocencia de cuestionar los “pilares básicos del Estado de Derecho y de “cualquier Estado democrático”. Eso estaría muy bien, pero yo también tengo que un pilar del Estado de Derecho es que todos, desde ciudadanos a mandatarios, estamos sometidos a la ley, y tenemos claro que no es así, y que si finalmente el rey JCI es juzgado, lo será solo desde su abdicación, y parece que como en otros casos históricos, sólo por temas fiscales colaterales.