domingo, 26 de abril de 2020

Coronavirus: la voz de un niño (12/04/2020).

Tú eres el Senyoret U, ¿cuantos años tienes?
Nueve. 
¿A qué curso vas?
Cuarto. Haré los diez el once de agosto. 
¿Dónde vives?
En Sants. 
¿Sants qué es? ¿Un pueblo? ¿Una ciudad? ¿...?
Es… un barrio de Barcelona. 
¿Es grande o es pequeño?
Bueno, está bien. 
Hay mucha gente por aquí. Vive gente enfrente, vive gente arriba nuestro. 
Sí [sonrisas], por la calle no. 
No es un pueblecito.¿Y usted y yo de qué nos conocemos?
Porque yo si tu hijo y tú eres mi padre. 
¿Qué está pasando estos días?
Pues que ha venido un virus nuevo. Que aún no saben de dónde ha venido ni qué ni cómo. Tienen sospechas y está contagiando a mucha gente. Mucha gente se está muriendo y por eso han dicho que nos tenemos que quedar en casa.
¿Y porque nos obligan a estar encerrados?
Pues porque si hay mucha gente por la calle, si uno tiene el coronavirus podría contagiar a mucha gente. Y entonces si estamos en casa es mucho más difícil que se contagie. Y así se contagie por toda la gente y sea el fin del mundo. 
Yo me acuerdo que tú al principio, antes de que nos confinasen, cuando traía el yayo el periódico, lo mirabas y te informabas. 
Sí.
¿Y eso por qué era?
Para enterarme un poco, para saber, por que yo ya me imaginaba que nos confinarian. Me imaginaba que tardarían más, no pensaba que sería ese día, pero sabía que pasaría para ver como iba evolucionando. 

sábado, 25 de abril de 2020

Juzgar apresuradamente en una Cataluña enfrentada.

Hay mucha gente en las redes sociales haciendo notar lo cívicos que somos por quedarnos en casa, nos vanagloriamos de hacer lo que debemos y de dar las palmas adecuadas. Tanto en Twitter, como Facebook e incluso en grupos y estados de WhatsApp. Hasta ahí todo correcto, salvo que estamos empezando a condenar en la hoguera digital, e incluso callejera, a personas con situaciones que desconocemos, porque su vida no es como la nuestra para empezar y para seguir por que una foto no basta para condenar a nadie.

Juzgando rápidamente a los pecadores callejeros y acaparadores.

Al principio del confinamiento recuerdo en un grupo de personas socialmente sensibles, la foto condenatoria a una señora que en el Mercadona llevaba más de un carro con carne empaquetada. La foto llevaba ya un texto condenatorio y se añadió lo que se comentó en el grupo. Pero nadie sabía la historia de esa mujer, si compraba para ella, si compraba para una institución o para ella o sus vecinos. Ni nadie le habría preguntado, aunque es posible que a estas alturas haya algún texto o imagen en internet con una explicación razonable, mucho más que pensar que alguien va a meter 2 carros de carne en casa en varios congeladores.

viernes, 24 de abril de 2020

EUCat: seguimos en IU, seguim camí En Comú

El pasado sábado aconteció la fundación de EUCat, sí IU en Cataluña, en la metropolitana y obrera ciudad de Cornellà, supongo que a los que siguen la política catalana y la política en general, les habrá sorprendido que IU se vuelva a crear en Cataluña. Los hay que lo daban por descontado o los hay que me han preguntado qué estaba pasando con Esquerra Unida (i Alternativa) en Cataluña. Para los muy cafeteros, e incluso para mí mismo es una situación muy difícil de explicar y casi de entender, y más visto desde fuera y con opiniones de unos y otros.
Sí, está volviendo a nacer Izquierda Unida en Cataluña, otra vez, pero ahora como EUCat, y no queda claro que acabará pasando con EUiA, ni siquiera si su aislada dirección seguirá jugando de estranquis (con el seudónimo de Soberanistes) con ERCcon la CUP o se irá del todo de Catalunya en Comú como algunos dicen.

Antecedentes EUiA rompe consigo misma.

Ya expliqué aquí mismo el proceso en junio del año pasado que hizo que Joan Josep Nuet, el coordinador de EUiA, entonces IU en Catalunya y con una apuesta por los Comuns y las confluencias, decidiese presentarse con ERC sin dimitir de coordinador de EUiA. Para ello se creó un partido pantalla llamado Soberanistes para no ir como Comunistes directamente, partido integrante de EUiA del que además era secretario general.
No se discutió nada de esto e EUiA, de hecho hará más de un año que por ejemplo no se convoca las reuniones de EUiA de Barcelona, la mía. Así que lo debatieron en Comunistes de Catalunya y POR-Aurora pero nunca en EUiA, y lo hicieron de aquella manera, sin el empaque y debate que requiere una decisión así, y sin abandonar en ningún momento la federación de partidos. Tiempo después Nuer, ya como diputado de ERC, y con gran parte del daño hecho, dimite y deja una dirección de su cuerda llevándose por delante una mayoría de 58 miembros del Consell Nacional (máximo órgano entre Asambleas) que son expulsados del mismo órgano.

jueves, 23 de abril de 2020

Jordi Pujol, juicios sentimentales pendientes.

A estas alturas todavía no sé qué ha pasado con Jordi Pujol. Un mito político e histórico incluso para los que no le hubiésemos votado, tanto en Cataluña como en España e incluso más allá, que ha acabado claramente acusado de asuntos cuantos menos turbios, aunque eso sí que hay que reconocerle en su perfil conservador, en família. A veces las jubilaciones no son lo que se pensaba.La famosa deixa de su padre para explicar el dinero en Andorra, que deberá ser juzgada supongo en algún momento. Pero a día de hoy, para él que era el cabeza de familia no es que no haya sentencia, es que empiezo a dudar si habrá juicio. No hay juicio legal, pero parece que tampoco otro tipo de juicio con todos los datos sobre la mesa: periodístico, histórico, social…. Incluso empieza a vislumbrarse cierta rehabilitación poco a poco. Quizás todos queramos rehuir un juicio que no sería solo a su persona, sino a toda la sociedad, tanto catalana o española.
Si en los últimos años afloraron algunos, esto se sabía, ¿cómo es que no se hizo nada? Se han recordado posicionamentos del Ribó en el Parlament cuando era el líder de Iniciativa (entonces IU en Cataluña), pero no tenían mucho eco electoral, más allá de los que simpatizábamos o les votábamos. Pero ahora tenemos un Ribó Síndic de Greuges con problemas por vuelos de avión y algunas otras cosas más. Pero entonces estaban bastante solos y ahora sus compañías son otras. Otra extraña jubilación.

miércoles, 22 de abril de 2020

L’escola (pública) catalana en el constitucionalismo español. Curso 2019-2020.

El título asustará a algunos, atraerá a otros que no acostumbran a venir y los que me conocen en directo o de este foro ya me deben estar viendo venir. También es verdad que hablo de escola catalana, cuando tendría que hablar de escola de Barcelona, pero eso puede dar lugar a equívocos cinematográficos y yo vengo con otra película, que es posible que también se esté rodando en más partes de España.A los que no acostumbran a venir por aquí y les ha llamado la atención el rimbombante título, les importará quizás saber sólo que año pasado en el colegio de mi hijo, cuando estaba en tercero de primaria, tenía una ficha que iba empezando por su calle, seguía por su barrio, su ciudad hasta llegar a la Unión Europea. Y sí, pasaba por la provincia de Barcelona, por Cataluña y por España. Con esto se quedarán constitucionalmente tranquilos, y no necesitarán saber más. Para ellos constitución y nación es lo mismo, y de hecho no se llaman a sí mismos nacionalistas, sino constitucionalistas.

martes, 21 de abril de 2020

No entiendoS

No entiendo, las matracas con Venezuela. Me llega que si Guaidó está de visita en Madrid y que hay que recibirlo porque se ha autoproclamado presidente de Venezuela, y que Sánchez, presidente del gobierno de España, no lo recibe. Normal, lo tendría que recibir algún autoproclamado presidente de España. Hay uno o varios a elegir entre ellos mismos: quizás Abascal, Hermann Tertsch, o no sé si Cayetana o Casado. También me llega no sé qué embrollo con una ministra Venezolana, la número 2, que ha sido visitada en el limbo aeroportuario por el ministro del ramo, el de transporte, pero que debe tener un número superior al 5, por lo menos. No sé qué problemas hay con Venezuela que no haya más graves con otros países como Marruecos, o Arabia Saudí en su versión más extrema.
No entiendo, cómo hace ya unas largas semanas se hablaba de un grupo terrorista independentista con vídeos de los juzgados y sus declaraciones para ir saliendo poco a poco. No será tan fiero el león como lo pintan. No entiendo ni cómo han ido saliendo ellos ni los vídeos de los juzgados a los medios así a trozos elegidos.

lunes, 20 de abril de 2020

Ante la investidura del miedo: autocontención y esperanza paciente

Sí, alegría por lo que representa para mi izquierda este gobierno, pero creo que durante mucho tiempo me quedará el pavor de lo que he ido oyendo en los ratos que he seguido el debate de investidura. Desde las acusaciones de terrorismo, hasta la putas que le pagaba Stalin no sé todavía si a Negrín, a Largo Caballero o a ambos; desde el se rompe España hasta el golpismo; de la igualdad rota entre españoles a los vivas al rey como pedradas. Miedo de las actitudes y los insultos. Miedo porque luego se pintan la piel fina y tergiversan nuestras palabras y discursos. Cosas que por cierto ya se van viendo en debates fuera de sede parlamentaria. Lo poco que escuché, he ido viendo que es terrorífico.
Miedo de que Ciudadanos o la posibilidad de un centro o incluso una derecha liberal, en el mejor y clásico sentido de liberal, quede dinamitada. Parece que Arrimadas no ha entendido bien lo de la búsqueda de un nicho para su partido y esa organización va directa a la sepultura organizativa. Cuando más se escora el PP hacía VOX, más tenía posibilidad de ser un puente y catalizador de acuerdos entre derechas e izquierdas. Se une para mí a la otra derecha que parece faltar a nivel español, el conservadurismo con vocación comunitaria, aquellos valores de la democracia cristiana por así decirlo, para los que el estado social y de derecho también era suyo, o por lo menos acordado con ellos.
En la situación que parece que nos quieren plantear las derechas, como izquierda habrá que asumir varias premisas y riesgos. Si asumimos que queremos grandes cambios, o que proponemos grandes cambios por las diversas crisis que tenemos sobre la mesa: económica, territorial, ecológica y las que no vemos. Hay que ser consciente de que esos grandes cambios requerirían grandes acuerdos con derechas que no existen. Cabría la posibilidad de asumirlos solos, pero PSOE más Unidas Podemos no llegamos a la mitad de los diputados del Parlamento, quizás nos lo deberíamos tatuar, yo también.